Cosmética del acné

Para controlar la piel grasa y acneica debemos realizar diariamente dos sencillos pasos: lavarse la cara con un jabón adecuado y aplicar una crema eficaz que controle los factores responsables del acné.

Primer paso: Higiene suave

El objetivo de la higiene es conseguir eliminar de la piel el exceso de grasa y la suciedad, de la forma más suave posible, sin irritar la piel.
Se debe aplicar jabones líquidos o en espuma, con detergentes suaves y con las manos, pero sin frotar la piel.

Segundo paso: Cuidado eficaz

Son productos destinados a:

  • Tratar la piel grasa y acné leve.
  • Hidratar la piel cuando está irritada por otros tratamientos médicos agresivos.

Deben tener acciones que:

  • Regulen los factores responsables del acné.
  • Eliminen los brillos de la piel.